IV – El mundo que Dios quiere

Sesión 21. Los últimos… los primeros para Dios

Descripción

En esta sesión queremos acercarnos al sueño de Dios para el mundo, el Reino de Dios que Jesús anuncia y descubrir que, en él, los últimos, los más débiles, los pequeños son los primeros. Con la ternura y el cariño que nosotros, padres y madres, cuidamos de nuestros pequeños, así cuida Dios de los últimos de nuestra sociedad y nos pide que para cada uno de nosotros sean también los primeros.

Objetivos generales del itinerario

Adultos

  • Descubrir que en Jesucristo se revela el rostro de Dios Padre (Dimensión catequética)
  • Identificar en Jesucristo el modelo de plenitud del ser humano posibilitado por la acción del Espíritu (Dimensión catequética)
  • Descubrir que en Jesús Dios manifiesta su opción preferencial por los últimos, los pequeños (Dimensión Caritativa)
  • Conocer alguna experiencia y testimonio concreto de compromiso con los últimos (Dimensión Caritativa)
  • Descubrir que la experiencia cristiana tiene implicaciones en la vida personal y social (Dimensión Conversión)

Niños

  • Familiarizarse con el lenguaje que llama a Dios Aita / Padre (Dimensión catequética)
  • Hacerse sensible al cuidado de los más débiles, de los pequeños (Dimensión Caritativa)
  • Reconocer que Dios nos quiere como Padre (Dimensión Caritativa)
  • Descubrir e interiorizar algunos valores cristianos: solidaridad (Dimensión Conversión)

Objetivos de la sesión

Adultos:

  • Reconocer el anuncio del Reino de Dios como Buena Noticia para la humanidad.
  • Reconocer en el anuncio del Reino una llamada personal a colaborar.
  • Descubrir que en el sueño de Dios los últimos son los primeros.
  • Conocer alguna experiencia cercana de compromiso con los últimos.

Niños:

  • Tomar conciencia de que hay personas que necesitan ayuda porque están tristes, solas, enfermas…
  • Reconocer que Dios Padre cuida con un “cariño especial” de los últimos.
  • Descubrir que todos podemos cuidar de alguien que nos necesita.

Esquema

En esta sesión dividiremos a los adultos y los niños.

A los adultos les proponemos una dinámica en la que a través de fotos y noticias tomemos conciencia de cómo es el mundo en el que vivimos, muchas veces en contraste con el mundo que soñamos y anhelamos para nosotros y nuestros hijos e hijas. A continuación, nos remitiremos al Evangelio para descubrir en él que el Reino de Dios que Jesús anuncia es la propuesta de un mundo pleno para todos, en el que los últimos, los pequeños, tienen un lugar especial para Dios. Proponemos también conocer alguna experiencia concreta de compromiso con los últimos que esté haciendo realidad algo de ese Reino que Jesús ha anunciado.

A los niños les proponemos una dinámica en la que a través de dibujos caigan en la cuenta de cómo es el mundo que Dios quiere y que todos podemos colaborar para hacerlo realidad a nuestro alrededor.

Terminaremos todos juntos con la oración “Jesús, no tienes manos”.

Para continuar en casa – en familia

Entregamos a cada familia unos textos del Evangelio, adaptados a los niños, para que los lean y dialoguen sobre el mundo que Dios quiere y cómo hacerlo realidad.

 Descargar el desarrollo de la Sesión 21 Descargar PDF

Recursos de la Sesión 21

La mejor fiesta jamás celebrada: el gran banquete

Descargar

Oración

Descargar

Significado del Reino de Dios en el Evangelio

Descargar

Un pequeño y despreciable tramposo: Zaqueo

Descargar

Una gran idea: curación de un paralítico

Descargar

Dibujos para colorear

Descargar

El Reino de Dios (Texto)

Descargar

Los favoritos de Dios

(Luis Guitarra)

Los incontables

(Ain Karem)